HUERGA & FIERRO   Madrid,1998

El Fruto de la Melancolía
FINALISTA DEL PREMIO AZORÍN DE NOVELA 1998

 

El Fruto de la Melancolía es la historia de una inocencia perdida por culpa de las desdichas de una vida cómoda pero triste, rica en deleites intelectuales pero jalonada por los desengaños. Es la historia de un alma grande e impoluta que va menguando y ennegreciéndose conforme el sufrimiento hace crecer en su interior lo que los antiguos griegos llamaban la "bilis negra".

    Poco después de que Sandra Berbegal ocupe la finca que ha heredado de su tío cerca de Alicante, se producirá el hallazgo fortuito de unos restos humanos enterrados en dicha finca. Este descubrimiento no sólo propiciará la apertura de una investigación policial , sino que coincidirá además con la exhumación de un pasado que le hará comprender los terribles secretos encerrados en aquel lugar.

 

 
 
 

 

CRITICAS Y ENTREVISTAS

 

Gerardo Muñoz se muestra (satisfecho) por la calidad literaria en "El fruto de la melancolía"

Sergio Balseyro, La Verdad, 18-7-98

Gerardo Muñoz, junto a Enrique Cerdán Tato

...De estos acontecimientos surgió el hilo argumental de "El fruto de la melancolía", que el autor tardó en escribir un año y medio. Mi casa de Castalla se convirtió en una masía, al terrateniente lo ubiqué en ella y los restos aparecieron allí...

Cristina Martinez, Información, 18-7-98

Como una obra de intriga, en la línea de sus anteriores creaciones narrativas, pero con un mayor contenido literario.

Información, 17-7-98

 

- Tal vez mi estilo no sea todo lo bueno que uno quiere, pero parece que tengo facilidad de fabular.

- Cuando las cosas salen bien y las palabras fluyen, te diviertes muchísimo escribiendo.

- Para triunfar en ciertos premios literarios, lo primordial es salir en la tele.

 

Joaquín Quílez Forteza, Información, 24 y 25-12-98

 

SUBIRAS AL REINO DE LAS LETRAS

"El poder de la facultad expresiva termina por alejar la ficción de las líneas peculiares en el género de intriga. Los perturbados sentimientos los manifiesta ahora una calidad de lenguaje que irradia la mejor imagen de dominio, al fluir, no obstante el empleo de muchos vocablos raramente usados, con precisión y naturalidad".

José Ferrándiz Casares, Información, 5-10-98

"... a través de un texto voluminoso y perfectamente ensamblado argumentalmente, Gerardo Muñoz Lorente demuestra en "El fruto de la melancolía" unas extraordinarias, casi perfectas, dotes de narrador. Narrador al más puro estilo, a lo Balzac, Dostoievski o Galdós; exhibiendo un caudal léxico admirable, un lenguaje que cincela magistralmente las descripciones y un conocimiento profundo de la condición humana y sus flaquezas. Valiéndose de una técnica muy acertada, la acción de la novela discurre entre Castalla, Alicante y Madrid. Se trata de una obra que rastrea en las pasiones humanas con total crudeza y hace que su lectura, sobre todo en algunos episodios cimeros, resulte una experiencia inolvidable. Creo que, en este momento, Gerardo Muñoz y Enric Valor son seguramente los dos novelistas alicantinos más sólidos.

Josep-Lluís Rico Verdú, Información, 28-10-99

"De entre los escritores alicantinos, sin duda es Gerardo Muñoz uno de los de pluma más fértil y más rica imaginación (...) Muñoz hilvana sus novelas con una tremenda facilidad, circunstancia que llama la atención por cuanto las suyas no son obrillas al uso, de un centenar de páginas y caracteres del 14, como ahora se estila para regocijo de editoriales y consuelo de lectores faltos de tiempo, sino relatos que alcanzan habitualmente los doscientos y aun trescientos folios.

Carlos Ferrater, Información, 24-12-98

 

 

Homenaje a Castalla

Raimundo Montero, Información, 19-1-99

La última de Gerardo

Emilio Soler, Información, 16-7-98